jueves, 24 de noviembre de 2011

SALES DE CABO DE GATA

quiero aprovechar para dar las gracias a una gran empresa de mi tierra  http://www.unionsalinera.es/flordesal/flordesal.php la cual muy gentilmente me mando unas muestras de sal de cabo de gata para que las pudiera probar y que voy a decir pues que son estupendas y ademas de mi tierra que mas puedo pedir. os dejo un resumen para que veais lo que digo que son de lo mejor y echeis un vistazo en su pagina web os gustara lo que veais.






En las noches de verano, cuando la oscuridad pone a enfriar los termómetros, los pequeños granos de sal que duermen en el fondo marino emergen hasta la superficie y se juntan atraídos como por un imán, formando pequeñas láminas de cristal de una rara belleza. Con la primera luz del día, las Salinas de Cabo de Gata amanecen cubiertas por miles de flores de sal, más hermosas de lo que nunca hayan estado antes. Y antes de que el viento las sople, las manos de los hombres las recogen cuidadosamente, dejándolas secar al sol durante más de un año para que permanezcan puras, blancas y conserven todo el sabor del mar.
De las salinas del Parque Natural de Cabo de Gata, Disal -la marca de la sal desde 1923- obtiene una sal gourmet naturalmente blanca en su forma más exquisita: la flor de salsal es la reina de las sales por su textura fina y crujiente. Su blancura y formas irregulares son totalmente naturales.

Su exquisitez debe mucho a la dificultad de su cultivo, ya que el proceso de cristalización de la flor de sal se produce en la superficie del agua al amanecer, durante el rocío. La recolección se lleva a cabo sólo los días que no sopla el viento para evitar que el grano se vaya directamente al fondo y se hace manualmente con una pala.
Tras su recogida manual, la flor de sal tampoco sufre ningún proceso industrial durante su secado; para que esto ocurra, se introduce en grandes sacas, donde la intemperie, el sol y el viento la secarán durante un año. Se trata, por tanto, de una sal artesanal, exclusiva, sin aditivos, de producción muy limitada

En el agua del mar están disueltos casi todos los elementos que existen, de los que sólo el cloro y el sodio se encuentran en proporciones significativas; cuando se evapora el agua del mar, estos elementos se unen entre sí formando el cloruro sódico, al que llamamos simplemente sal.
Cuando la sal se obtiene de esta forma se denomina sal marina, para distinguirla de aquella que proviene de minas y que se denomina sal gema.
Sólo la sal marina es apta para la alimentación humana por su pureza y efectos beneficiosos sobre el organismo