miércoles, 20 de febrero de 2013

PERAS RINCON DE SOTO


http://www.perasderincondesoto.com/



Su intenso sabor y dulzor, su marcado aroma, su textura jugosa, su consistencia y su generoso tamaño distinguen las Peras con Denominación de Origen Protegida Rincón de Soto.

El secreto de sus cualidades se encuentra en las fértiles tierras riojanas bañadas por los ríos Ebro, Cidacos y Alhama, en la climatología y en el buen hacer y sabiduría de los agricultores de la zona, en la que el cultivo de esta fruta es una auténtica tradición que se remonta al siglo XVIII.

DOP Peras de Rincón de Soto
La pera no es solo un buen aliado para el paladar y la gastronomía, sino también para la salud gracias a sus propiedades nutritivas. Esta fruta aporta una gran cantidad de agua y de fibra y pocas calorías, por lo que los expertos en nutrición la recomiendan en dietas de adelgazamiento.
Destaca además por su contenido vitamínico, en el que hay que señalar la vitamina B1, esencial para favorecer el metabolismo, el sistema nervioso y la actividad mental; B2, importante en la etapa de crecimiento, y C, que ayuda a la formación del colágeno, estimula las defensas y ayuda a absorber el hierro intestinal.
Además, contiene betacaroteno, que protege la piel, la vista y ayuda a aumentar las defensas: y potasio, que regula el balance de agua en el organismo y favorece en funcionamiento muscular. Entre otros minerales, es rico en calcio y el fósforo, fundamentales para los huesos; en magnesio, que contribuye a evitar la hipertensión y las arritmias cardiacas; hierro, que previene las anemias; y en azufre, que ayuda a metabolizar los lípidos e hidratos de carbono.

La pera no es solo un buen aliado para el paladar y la gastronomía, sino también para la salud gracias a sus propiedades nutritivas. Esta fruta aporta una gran cantidad de agua y de fibra y pocas calorías, por lo que los expertos en nutrición la recomiendan en dietas de adelgazamiento.
Destaca además por su contenido vitamínico, en el que hay que señalar la vitamina B1, esencial para favorecer el metabolismo, el sistema nervioso y la actividad mental; B2, importante en la etapa de crecimiento, y C, que ayuda a la formación del colágeno, estimula las defensas y ayuda a absorber el hierro intestinal.
Además, contiene betacaroteno, que protege la piel, la vista y ayuda a aumentar las defensas: y potasio, que regula el balance de agua en el organismo y favorece en funcionamiento muscular. Entre otros minerales, es rico en calcio y el fósforo, fundamentales para los huesos; en magnesio, que contribuye a evitar la hipertensión y las arritmias cardiacas; hierro, que previene las anemias; y en azufre, que ayuda a metabolizar los lípidos e hidratos de carbono.